La Libertad de Perú

0
101

San Martín en Chile y sin el apoyo de Buenos Aires comenzó la campaña para liberar Lima.

San Martín organizó una fuerza  anfibia que en un principio sería financiada conjuntamente por los gobiernos de Buenos Aires y Chile, pero el gobierno de Buenos Aires se desentendió de los presupuestos, y los costos los asumió el gobierno de Bernardo O’Higgins. Se determinó que el mando del ejército fuera para José de San Martín y de la escuadra para el almirante Thomas Cochrane.

La expedición zarpó el  21 de agosto de 1820 desde Valparaíso llevando un ejército de 4.118 efectivos.

El 7 de septiembre los revolucionarios llegaron a la bahía de Pisco. ​ San Martín instaló  allí su cuartel siendo bien recibido por los pobladores.

Mientras en Lima, el 15 de septiembre, el virrey del Perú, Joaquín de la Pezuela, proclamaba la restauración de la Constitución liberal de Cádiz de 1812, y enviaba una carta a San Martín para negociar, teniendo en cuenta que en España, el absolutismo de Fernando VII había sido abolido. San Martín le aceptó, y el día 25 de septiembre y el 4 de octubre, los delegados de ambos bandos se reunieron en las Conferencias de Miraflores, un pueblo situado al sur de de Lima. Allí no hubo acuerdo y el 4 de octubre Juan Antonio Álvarez de Arenales partió de Pisco, hasta Nasca, donde  el 15 de octubre de 1820 ese pueblo declaró su independencia.  Arenales en su camino ocupó Ica, que juro la independencia el  21 de octubre y siguió hasta Ayacucho que declaró su independencia el 8 de noviembre.

El 6 de diciembre de 1820 tuvo lugar la Batalla de Cerro de Pasco, en donde Arenales batió a una división realista enviada por el virrey Pezuela.

El 21 de octubre de 1820, San Martín, en Pisco, creó la primera bandera y el primer escudo del Perú.

El 23 de octubre de 1820 San Martín y su ejército  se reembarcó hacia el norte, pasando frente al puerto del Callao. Allí el almirante Cochrane, bloqueó por tercera este puerto y capturó a la fragata española Esmeralda, el 5 de noviembre, con lo que se dio un golpe mortal a la marina realista en el Pacífico.

El 9 de noviembre, arribaron al puerto de Huacho (distante a 170 km al norte de Lima), donde desembarcaron. San Martín avanzó hasta Huaura, donde se estableció. Allí por primera vez San Martín proclamó la independencia del Perú, en noviembre de 1820.

El 2 de diciembre de 1820 un batallón realista se sublevó pasándose a los patriotas.

Mientras tanto los distintos pueblos del norte peruano también fueron declarando su independencia.

En los primeros días de enero de 1821 la columna de Álvarez de Arenales regresó de su incursión en la sierra central y se reincorporó a la Expedición Libertadora en la costa.

El 29 de enero de 1821, en el lado realista se produjo el llamado Motín de Aznapuquio donde  los jefes españoles obligaron al virrey Pezuela a abandonar el mando del virreinato peruano, que pasó a manos de José de la Serna.

En marzo Guillermo Miller y Thomas Cochrane avanzaron y tomaron los puertos de Tacna y Arica.

El 4 de junio , el virrey La Serna se entrevistó personalmente con San Martín en la hacienda Punchauca,  a unos 25 km al norte de Lima. Delegados de ambos continuaron las negociaciones pero no se llegó a un acuerdo.​

Lima estaba amenazada por el avance del ejército libertador y el acoso de las montoneras conformadas por hombres andinos.

Así, rendido y sin margen de acción, el 5 de junio de 1821, el virrey La Serna anunció a los limeños que abandonaría esa ciudad y dejaría una fuerza al mando de José de la Mar para que resistiera en el Callao.  A comienzos de julio de 1821 se vivía en Lima una tremenda escasez de alimentos, debido al asedio de las montoneras, que cortaron las vías de comunicación con el exterior.​ En ese contexto, la población solicitó a San Martín que ingresara en la ciudad. A pedido de San Martín se reunió el Cabildo y juró la independencia, la cual se produjo el 28 de julio de 1821.

San Martín asumió el mando político y militar, bajo el título de Protector.

Mientras tanto, Simón Bolívar, avanzaba hasta el norte del Perú. Desde Guayaquil, Antonio Sucre solicitaba ayuda a San Martín, que puso entonces en marcha su ejército hacia  Quitoque obtuvo su libertad en la Batalla de Pichincha el 24 de mayo de 1822.

Luego de esto en Guayaquil, se entrevistaron San Martín Y Bolivar el 26 de julio de 1822. Ambos discutieron el destino de la Provincia Libre de Guayaquil, si debía pertenecer a la Gran Colombia o al Perú y la ayuda que debía prestar la Gran Colombia a la independencia del Perú. También debatieron  el sistema político que se instalaría en el Perú: Monárquico independiente como prefería San Martín o Republicano como quería Bolívar. La entrevista se saldó favorablemente para Bolívar que ratificó la anexión de Guayaquil a la Gran Colombia.​

Luego de este encuentro, José de San Martín se quedaría unos meses más en Lima, hasta que terminaría renunciando a su protectorado el septiembre de 1822.

El gran capitán había cumplido su misión. Su  lucha era contra los otros, y no entre nosotros. Las diferencias con Bolivar no podían corregirse desde el enfrentamiento. En su patria, también las diferencias de pensamiento y acción de sus compatriotas eran cada vez mas marcadas y san Martin, no estaba dispuesto a participar de enfrentamientos internos.

Sabiendo que el objetivo estaba cumplido, regresó un tiempo a Mendoza y luego a Buenos Aires. Visitó la tumba de su difunta esposa y junto a su hija partió a Europa. El Francia moriría el 17 de agosto de 1850.​

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here