Lavalle derroca a Dorrego y se proclama Gobernador de Buenos Aires

    0
    119

    Después de la caída de la presidencia de Bernardino Rivadavia, el jefe del partido federal, Manuel Dorrego, fue elegido gobernador de la provincia de Buenos Aires. Pero se vio obligado, por presión del gobierno inglés y de los accionistas del Banco de Buenos Aires, a firmar la paz con el Imperio del Brasil, otorgando la independencia a la República Oriental del Uruguay. El partido unitario se oponía activamente a Dorrego, y cuando se firmó la paz unieron a su causa a los jefes militares que habían hecho la guerra al Imperio, indignados por el tratado de paz.

    Convencieron al jefe de las fuerzas porteñas, general Juan Lavalle, a unirse a ellos. El 1.º de diciembre de 1828, este derrocó al gobernador. Dorrego se trasladó al interior de la provincia, delegando el mando en el general Juan Ramón Balcarce mientras organizaba el ejército que debía reponerlo en el mando. Pero Balcarce tuvo que rendirse a Lavalle, que ese mismo día se hizo elegir gobernador en una asamblea de sus partidarios en el atrio de una iglesia.

    Desde entonces, ambos contendientes se consideraban a sí mismo el gobernador legal, y al otro como un usurpador.

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here