El alto costo del reconocimiento inglés de la Independencia Argentina

    0
    121

    Ocurrida la Independencia de 1816, los países tardaron varios años en reconocerla. Inglaterra lo hizo ocho años después y eso para la clase dirigente de la época encabezada por Bernardino Rivadavia, era importante, porque esta acción iba a arrastrar al resto de los países europeos.

    Mientras tanto los ingleses estaban interesados pues se tramitaba un préstamo que inauguraría la deuda externa de nuestro país: el llamado préstamo Baring, un crédito por un valor nominal de un millón de libras, de las cuales llegaron poco más de la mitad. El Parlamento inglés aprobó las gestiones para la firma de un tratado de Amistad, comercio y navegación el 15 de diciembre de 1824, que fue impuesto como requisito para el reconocimiento de nuestra independencia.

    Durante la breve presidencia de Rivadavia se profundizaron los “lazos” y se incrementó la influencia británica en la economía y la política locales. Los comentarios tanto de los norteamericanos como de los propios ingleses por los malos negocios que significaba el costo de este reconocimiento y de lo negativo que depararían en el futuro a la economía de los argentinos, se hicieron escuchar por todas partes.

    El entregar materia prima a cambio de comprar productos manufacturados, fue además un demostración de las directrices en las que se cimentará una economía no positiva para nuestro país.

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here