Santiagueñazo. La rebelión popular

    0
    202

    El Santiagueñazo fue una revuelta popular ocurrida el 16 de diciembre de 1993 en la provincia de Santiago del Estero, que terminó derrocando al gobernador de esa provincia Carlos Mujica y con los ciudadanos tomando los principales edificios públicos. A fines de 1993 Santiago del Estero se encontraba en una crisis muy grave: el Estado provincial no había podido pagar los salarios de los empleados públicos desde hacía tres meses.

    En ese momento, la provincia necesitaba imperiosamente de fondos nacionales extraordinarios. En los días previos al estallido del 16 de diciembre se venían sucediendo día a día, desde hacía por lo menos un mes, huelgas y movilizaciones callejeras en reclamo del pago de los salarios adeudados en la administración pública.

    El 16 de diciembre de 1993, la concentración comenzó en las primeras horas de la mañana en la Plaza San Martín, situada al frente de la Casa de Gobierno. Arribaron allí, como todos los días previos, diferentes columnas de manifestantes correspondientes a gremios y lugares de trabajo con distinto grado de agregación y organización. Según un informe elaborado por la Jefatura de Policía de la provincia, “más de 5.000 personas concurrieron a la Casa de Gobierno”, donde nació la manifestación de empleados públicos que dio origen al Santiagueñazo. La manifestación del día 16 tuvo un bajo grado de planificación, esto es, los participantes no seguían un plan de acción previamente coordinado y la multitud no obedecía a líderes consolidados.

    Después de incendiada la Casa de Gobierno, pasado el mediodía, la manifestación original se desplazó y dispersó hacia otros objetivos. Después de la Casa de Gobierno, los manifestantes se dirigieron a los Tribunales y la Legislatura.
    En las primeras horas de la tarde, el recorrido por los domicilios particulares que fueron destruidos fue el siguiente:
    Miguel Brevetta Rodríguez, ex vocero del ex gobernador Carlos Mujica.
    Antonio López Casanegra, ex ministro de Obras Públicas de la Provincia.
    Hugo Crámaro, ex diputado nacional y presidente del Consejo Provincial de Vialidad, cuñado del ex gobernador César Iturre.
    Roberto Díaz, Secretario General de la Agremiación de Educadores Santiagueños y Afines (AESyA).
    Gustavo Adolfo Gauna, ex diputado provincial del PJ.
    Miguel Angel Granda, ex diputado provincial del PJ.
    César Iturre, ex gobernador.
    Carlos Juárez, ex gobernador y senador nacional en ejercicio. Darío Moreno, miembro del Superior Tribunal de Justicia.
    Carlos Mujica, ex gobernador. Nilda Riachi, diputada provincial del PJ y
    Carlos Unzaga, ex diputado provincial del PJ (vecino de Juárez).
    Fueron también destruidos el estudio, contiguo a la vivienda, la finca de Carlos Juárez, y la empresa Matelson, propiedad de Iturre.

    Al día siguiente se registraron ataques en la lindera ciudad de La Banda. Fueron saqueados e incendiados totalmente los domicilios del ex concejal Manuel Camacho y del ex diputado provincial Manuel Bellido, ambos del Partido Justicialista. Hubo otros intentos, pero ya se contaba con la acción represiva de la Gendarmería.
    Fue la primera protesta que, en la década del 90 en Argentina, impugnó por corruptos, a los representantes políticos en bloque y presentó un impactante nivel de violencia y espontaneidad en la acción directa. Se contabilizaron cuatro muertos y una centena de heridos.

    El 17 de diciembre, desde Roma, «el presidente Carlos Menem ordenaba la intervención federal a Santiago del Estero, designando a Juan Schiaretti». Finalmente la Gendarmería Nacional ocupó la provincia, disolviendo las manifestaciones. Se lo considera al Santiagueñazo como «uno de los antecedentes del «Argentinazo» de diciembre de 2001, con la particularidad de haber sido el único en el que se logró la renuncia del gobernador y la huida de todos los representantes del poder».

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here