La Junta Grande

    0
    45

    A mediados de diciembre ya se conocía el nombramiento de catorce diputados, nueve de los cuales ya estaban en Buenos Aires, entre ellos el Deán Gregorio Funes —representante de Córdoba— quien se solidarizó con Saavedra pues ambos coincidían en que Moreno se adelantaba a los sucesos en una actitud que podría perjudicar a la Revolución.
    Con motivo del decreto del 6 de diciembre —que fue muy censurado por la opinión opositora— el Deán propuso a Saavedra la incorporación de los diputados.
    En la sesión del 18 de diciembre, la Junta en pleno recibió a nueve diputados y en nombre de ellos habló el Deán Funes.
    Argumentó que Buenos Aires «no tenía títulos legítimos para elegir por sola gobernadores» y que a la Junta «no se le presentaba otro remedio más legal, seguro y equitativo, que la asociación de los diputados a los vocales».
    Los diputados provinciales apoyaban a Saavedra y resistían el enérgico plan de Moreno; como eran doce, la mayoría de la Junta iba a ser saavedrista.
    Moreno se opuso a la incorporación de los diputados provincianos, pero su moción no fue atendida, por lo cual presentó su renuncia; se le encomendó entonces una misión diplomática en Gran Bretaña.
    No pudo cumplir tampoco esta importante tarea por que falleció en alta mar el 4 de marzo de 1811.
    Funes sostuvo que el gobierno no contaba con la confianza pública y entonces «era necesario reparar esta quiebra con la incorporación de los diputados que los mismos descontentos reclamaban».
    La mayoría de los vocales se mostraron contrarios a la incorporación de los representantes del interior.
    Su oposición se basó en los fundamentos siguientes:
    a) el propósito de los diputados era integrar un congreso;
    b) no debían incorporarse a la Junta porque ésta era un organismo provisorio; y
    c) la invitación que figuraba en la circular del 27 de mayo «había sido rasgo de inexperiencia, que el tiempo había acreditado después enteramente impracticable».
    Para solucionar el problema se dispuso efectuar una votación conjunta, es decir, «reunidos los vocales con los diputados presentes». Catorce lo hicieron en favor y sólo dos —Moreno y Paso—se opusieron.
    Con la incorporación de los diputados provinciales quedó constituido un nuevo organismo provisorio de gobierno que se llamó Junta Grande.
    A partir de ese momento —dice el historiador Ravígnani— «surge un nuevo elemento político: el factor provincia.
    Comienza por tener la consistencia de una facción para convertirse en partido, que gravitará de una manera singular en la contextura del Estado argentino».

    Fuente: https://historiaybiografias.com/gobiernos_patrios1/

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here