Pedro de Cevallos, el primer Virrey del Rio de la Plata

    0
    62

    Militar español, nacido en Cádiz en 1715 y fallecido en 1778, que fue gobernador de Buenos Aires y organizador del Virreinato del Río de la Plata. Su actuación principal fue detener el avance portugués en el sur del Brasil.

    Hijo de un superintendente de Aduanas gaditano, ingresó en el Seminario de Nobles, e hizo la carrera de armas, en la cual era capitán a los veinticuatro años de edad y coronel a los veintiséis. En la campaña de Italia ascendió a brigadier y a mariscal de campo en 1747. Fue también Caballero de Santiago y Comendador de dicha Orden. En 1755, y con el grado de teniente general, fue enviado como gobernador a Buenos Aires, con la misión de hacer cumplir el Tratado de Madrid firmado en dicho año, por el cual Portugal cedía a España la Colonia del Sacramento a cambio de las provincias de Santa Catalina y Río Grande, y siete pueblos de las reducciones jesuíticas del Ibacuy. Los indígenas de estas últimas se habían negado a aceptar la dominación portuguesa y habían emprendido la llamada Guerra Guaranítica, con apoyo de los jesuitas. Cevallos llegó a su destino en 1756 y tuvo que trasladarse a misiones para apoyar formalmente la cesión, si bien recomendó al rey Carlos IIIno ceder las reducciones.

    Al producirse la Guerra de los Siete Años Portugal y España figuraron en bandos enfrentados, pues el primero siguió como aliado incondicional de Inglaterra, mientras que España lo fue de Francia. Cevallos aprovechó el conflicto y en 1762 atacó con seis mil hombres el Sacramento y lo incorporó a España. Continuó luego avanzando por la provincia de Río Grande, hasta que le llegó la orden de detenerse, ya que se había firmado la Paz de París (1763), en virtud de la cual España tuvo que devolver el Sacramento. Cevallos fue premiado con el cordón de la orden de San Genaro y pidió el relevo, concedido tres años después, y se nombró sucesor a Francisco de Bucareli.

    Volvió a España y fue gobernador militar de Extremadura (1772), vocal del Consejo de Guerra y gobernador comandante general de Madrid (1775). Al año siguiente se le encomendó preparar el Río de la Plata para que fuera un virreinato, tal como acaba de establecerse. Su ida se precipitó al saber que los portugueses habían ocupado Santa Tecla y Río Grande. Fue a su destino con una gran flota de noventa y nueve buques, protegidos por diecinueve buques de guerra y nueve mil hombres. El 20 de febrero de 1977 desembarcó en la isla de Santa Catalina y se hizo fácilmente con ella; el 4 de junio siguiente tomó el Sacramento. Pensaba seguir hacia Río Grande, pero se le ordenó suspender la operación, ante la firma de un nuevo Tratado. Fue el de San Ildefonso de 1777 o de límites, por el que Portugal cedió a España la colonia del Sacramento y las misiones orientales del Uruguay, a cambio de que España reconociera la pérdida de Santa Catalina, las dos márgenes de Yacuy y Río Grande.

    Cevallos volvió a Buenos Aires y se dedicó a estructurar el Virreinato. Prohibió extraer metales preciosos del Perú, fomentó el cultivo del lino y cáñamo, estableció la Audiencia y el Tribunal de Cuentas y preparó el libre comercio que acababa de reglamentarse, al tiempo que decretaba la libre internación al Perú y Chile de los géneros y artículos entrados en Buenos Aires (véase Audiencia de Charcas). Finalmente dio un reglamento de trabajo con horarios y salarios. Fracasó, sin embargo, en su proyecto de poder importar azogue español por Buenos Aires para el beneficio de la plata del Potosí, que habría sido decisivo, ya que el Potosí quedó en el Virreinato rioplatense y la mina de mercurio de Huancavelica en el del Perú.

    Cevallos se sintió enfermo y pidió regresar a la Península, lo que se le concedió. Partió de Buenos Aires el 12 de junio de 1778, coincidiendo con la llegada del nuevo virrey Juan José de Vértiz. Arribó a Cádiz y se dirigió a Madrid, pero falleció en Córdoba durante el viaje en septiembre del mismo año.

    Fuente: http://www.mcnbiografias.com/app-bio/do/show?key=cevallos-cortes-y-calderon-pedro-antonio

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here