Crisis del 2001: Duhalde es elegido presidente por la Asamblea Legislativa

    0
    96

    Luego de cinco horas de sesión, en la noche del 1 de enero de 2002, la Asamblea Legislativa,  eligió al senador Eduardo Duhalde para que finalice el mandato que dejó inconcluso Fernando De la Rúa. Luego del debate entre quienes querían que se llamara elecciones lo más pronto posible, prevaleció el consenso entre los legisladores del partido Justicialista, la UCR y la mayoría del Frepaso para designar a Duhalde como el nuevo Jefe del Estado hasta 2003.

    Varios gobernadores peronistas, como José Manuel de la Sota, de la provincia de Córdoba, pretendían mantener la convocatoria a comicios presidenciales para el próximo 3 de marzo, posición que también sustentaron otros legisladores.

    Duhalde, abogado de 60 años, logró el apoyo de justicialistas y radicales tras arduas negociaciones previas a la Asamblea Legislativa, que comenzó a deliberar a las 18, con cuatro horas de demora.

    Cada uno de los 25 bloques políticos que conforman la Asamblea Legislativa dispusieron de 15 minutos para fundamentar su posición, por lo que la votación fue recién a las 23.

    Al comienzo de la sesión, el titular del bloque del PJ, José Luis Gioja impulsó la idea que finalmente terminó por obtener la mayoría de los votos.

    Gioja sostuvo que Duhalde «es el mejor» dirigente de su partido y puede exhibir «una importante labor y experiencia» de Gobierno.

    Recordó, al respecto, que en 30 años de actividad política, Duhalde, un hábil jugador de ajedrez, se desempeñó sucesivamente como concejal, intendente del municipio bonaerense de Lomas de Zamora, diputado, vicepresidente del país, gobernador de la provincia de Buenos Aires y senador nacional.

    El senador Carlos Maestro, de la Unión Cívica Radical (UCR) apoyó luego la moción del peronismo, pero advirtió que la ciudadanía que protagonizó masivas movilizaciones en las últimas dos semanas «reclama urgentes soluciones» a la crisis económica del país.

    El Frepaso tuvo posiciones divididas, pues algunos legisladores anunciaron su apoyo a Duhalde y otros dijeron que se abstendrían en la votación para designar nuevo presidente.

    El ARI (Alternativa para una República de Iguales), la tercera fuerza política en la Cámara de Diputados, anunció que no votaría por la designación de Duhalde y lo mismo hicieron legisladores de la Izquierda Unida y de minoritarios partidos regionales.

    Duhalde siguió el debate desde una sala contigua a la Cámara de Diputados, donde secundado por sus más estrechos colaboradores redactó el discurso en el que definiría su acción de Gobierno una vez que el pleno parlamentario lo nombre Jefe de Estado.

    Fuente: La Nación

     

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here