El realista Olañeta invade Jujuy

    0
    268

    El general realista Pedro Olañeta ingresó a la ciudad de San Salvador de Jujuy el 6 de enero de 1817, en un plan de reconquista de las provincias unidas en las que pretendía llegar a Buenos Aires.

    El Congreso de Tucumán había declarado la Independencia el 9 de julio de 1816, pero en contrapartida, desde el Virreinato del Perú, los realistas reforzados desde España, habían comenzado las tareas de recuperación de sus viejas colonias. Recuperaron el Alto Perú, y avanzaron hacia Jujuy, con el objetivo de adueñarse de Salta y luego enfrentar a Belgrano que estaba con su ejército en Tucumán.

    La vanguardia realista reforzada, que comandada por Olañeta, entró en Humahuaca en 24 de diciembre de 1816, compuesta por 2.000 hombres de 4 batallones, 2 escuadrones y 4 cañones. El comandante general de la vanguardia de Güemes, Pérez de Urdininea, se replegó con los infernales hasta Huacalera, dispuso sus avanzadas en Uquía a cargo de José Gabino de la Quinta, desplegó partidas de vigilancia hasta Abra Pampa, y envió a Arias hacia el Abra de Zenta.

    Enterado de los planes realistas, Belgrano solicitó al Directorio el envío de mil soldados al norte, pero éste daba prioridad a acabar con Artigas, el frente septentrional tendría que esperar.​ Tuvo que conformarse con ordenar a las milicias de Catamarca, Santiago del Estero y Tucumán sumarse a Güemes.

    Olañeta avanzó hasta Hornillos y desde allí envió a Marquiegui con un escuadrón y un batallón en dirección a San Ramón de la Nueva Orán por el Abra de Zenta, con órdenes de despejar los valles de San Andrés y del río Bermejo y luego dirigirse a San Salvador de Jujuy. El 4 de enero de 1817 Olañeta continuó avanzando, chocando con milicias gauchas en los pasos de los ríos León, Reyes y Blanco, que se hallan en las inmediaciones de San Salvador de Jujuy. Otros encuentros se produjeron en las cercanías de esa ciudad, con resultados favorables a los realistas: los coroneles Francisco Javier Olarría, Buenaventura Centeno y José Carratalá, el teniente coronel Antonio Seoane y el capitán Pedro Becerra.

    San Salvador de Jujuy fue ocupada por Olañeta el 6 de enero, encontrándola casi desierta.

     

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here