El Congreso de Tucumán se traslada a Buenos Aires

    0
    20

    El Congreso de Tucumán fue una asamblea soberana que al mismo tiempo se desempeñó como tribunal, poder legislativo y constituyente.

    Fue convocada por un acuerdo establecido en el Estatuto de 1815 y sesionó en dos lugares distintos: desde el 24 de marzo de 1816 al 17 de enero de 1817 lo hizo en la ciudad de San Miguel de Tucumán, y posteriormente en la ciudad de Buenos Aires, entre 12 de mayo de 1817 y el 11 de febrero de 1820.

    Los actos propiamente constituyentes del congreso fueron el Acta de declaración de la independencia el 9 de julio de 1816, el Manifiesto que hace a las Naciones el Congreso General Constituyente el 25 de octubre de 1817, el Reglamento Provisorio para la dirección y administración del Estado el 3 de diciembre de 1817 y la Constitución de las Provincias Unidas de Sud-América el 22 de abril de 1819. El 23 de septiembre de 1816, Belgrano informó al Congreso del avance de mil quinientos soldados realistas hacia Jujuy.

    El presidente del congreso, Pedro Carrasco, «invitó al Cuerpo Soberano a tratar de poner en seguridad su existencia» por lo que se decidió el traslado el 25 de septiembre, a Buenos Aires. Se trató de otro paso más en el quiebre de la unidad del Congreso y constituyó un triunfo, aunque relativo, del sector centralista.

    La mudanza tuvo efectos políticos negativos hasta tal punto que se designó al diputado Felipe Antonio Iriarte para que escribiera un Manifiesto del Traslado, para justificar las razones de tal medida.

    En Buenos Aires se eligió nuevamente como sede la casa del Consulado. Desde entonces, el Congreso dejó de ser «de Tucumán», aunque los historiadores suelen citarlo con ese nombre también en el período posterior. También dejó de ser la caja de resonancia de los intereses de las provincias del interior, para ser sometido a una intensa influencia del poder ejecutivo, de la prensa y de la opinión pública de la ciudad de Buenos Aires.

    Durante todo el año de 1817 y la primera mitad de 1818, el Congreso se dedicó a legislar sobre cuestiones menores, excepto por un segundo Reglamento Provisorio, sancionado en diciembre de 1817, cuya aplicación fue muy limitada.

    Durante el período en que sesionó en Buenos Aires, más de la mitad de los diputados fue reemplazado por otros.

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here