José Gabriel Brochero, el cura gaucho

    0
    87

    El 26 de enero de 1914, fallece a los 73 años el cura gaucho José Gabriel Brochero, en Villa del Tránsito, quien en su acción evangelizadora y social recorría en su mula los caminos serranos haciendo obra de bien como levantar escuelas.

    Prototipo del cura humilde y sencillo, Brochero fue un religioso hiperactivo, alegre y porfiado que realizó una titánica labor apostólica, fundando escuelas, asilos e iglesias, con una mentalidad progresista que nunca dejó de estudiar las obras necesarias para desarrollar la región serrana de la provincia de Córdoba que lo vio nacer. Fumador empedernido y con un léxico donde abundaban las palabrotas, tenía una voluntad de coloso, en un cuerpo pequeño y tomado por la lepra.

    El 4 de noviembre de 1866 fue ordenado sacerdote. Primero desempeñó su ministerio sacerdotal en la catedral de Córdoba. Ya en 1867, Brochero se destacó por su entrega en la asistencia de los enfermos y moribundos de la epidemia de cólera que azotó a la ciudad de Córdoba.

    El 19 de noviembre de 1869 fue elegido vicario del departamento San Alberto. El valle de Traslasierra contaba entonces con unos 10 mil habitantes. El 24 de diciembre de 1869 partió de la ciudad de Córdoba para hacerse cargo del curato. Allí, asumió como propias las necesidades de la gente. Con sus manos construyó iglesias y capillas, levantó escuelas y abrió caminos entre las montañas, animando a los pobladores a acompañarlo.

    En su vejez el padre Brochero enfermó de lepra como resultado de convivir con enfermos que padecían esa enfermedad, compartiendo inclusive el mate con ellos. Por esa razón quedó sordo y ciego antes de morir, en 1914.

    Fue declarado venerable por Juan Pablo II en 2004 y canonizado por el Para Francisco el 16 de octubre de 2016

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here