Miguel Cané, símbolo de una época

    0
    147

    Miguel Cané nació en Montevideo, Uruguay, el 27 de enero de 1851, durante la expatriación de sus padres, Miguel Cané y Eufemia casares. Su progenitor, uno de los miembros del Gabinete de Lectura, se había alejado del país en 1835 a causa del gobierno de Rosas.

    Llegó a suelo argentino tan solo dos años y se benefició con la cláusula de la ley de ciudadanía, dictada en 1869, que permitió optar por la nacionalidad argentina a todos aquellos que habían nacido de padres argentinos en las repúblicas vecinas durante la época de Rosas. Conocido por sus escritos autobiográficos, su personalidad política y literaria, Cané desarrolló una activa carrera política que le llevó a ocupar el cargo de Intendente en Buenos Aires, además de ministro del interior, embajador y profesor universitario.

    A los 17 comenzó su carrera de abogado. Fue redactor de La Tribuna y dirigió El Nacional, donde escribió artículos sobre la vida social, política y literaria. Llegó a convertirse en uno de los cronista principales de su generación.

    Cursó sus estudios de bachillerato en el Colegio Nacional de Buenos Aires, cuyas experiencias allí vividas resultaron fuente de inspiración para el libro “Juvenilia”, publicado en 1884, y considerado su obra maestra. En 1900 fue nombrado decano de la Facultad de Filosofía y Letras.

    Publicado en 1884, “Juvenilia” relata los recuerdos y las vivencias de Miguel Cané en sus tiempos de estudiante y las de sus compañeros en el Colegio Nacional de Buenos Aires, en el antiguo edificio de la calle Bolívar.
    El autor destaca la presencia y la tarea del educador francés Amadeo Jacques (1813-
    1865), exiliado político de Napoleón III, director del colegio hasta su muerte, y
    responsable en buena medida de la estructura académica que haría del Buenos Aires una de las más prestigiosas instituciones educativas argentinas.
    Cané pasó por las aulas del Colegio Nacional entre 1863 y 1868. Con el tiempo,
    “Juvenilia” se transformó en un clásico de carácter testimonial. Una obra con pasajes
    conmovedores, con secretos personales, e indicios del adolescente devenido en hombre de las letras y la política.

    Cané fue un claro exponente de la llamada Generación del ’80. Colaboró con numerosos diarios y dejó una vasta producción literaria. Sus escritos apelan recurrentemente a la materia autobiográfica. Las fuentes de consulta conciden en subrayar que fue un hombre culto, distinguido, humorista y escéptico que solía escribir sobre sus viajes, los países en los que residió, y su lectura.

    Fue impulsor de la ley de residencia con su proyecto de expulsión de extranjeros, una temática que le valió -y le vale, adeptos y opositores.

    Murió el 5 de septiembre de 1905, en Buenos Aires.

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here