Asume Agustín Lanusse la Presidencia de la Nación

    0
    106
    26 Mar 1971, Buenos Aires, Argentina --- Buenos Aires, Argentina: Lt. General Alejandro A. Lanusse, president of Argentina. --- Image by © Bettmann/CORBIS

    La Revolución Argentina había llegado para quedarse. Este era el pensamiento de gran parte de los hombres de armas que habían derrocado al gobierno constitucional de Arturo Illia, en 1966. Pero la censura, la represión en las universidades, el cercenamiento de toda actividad política y la aplicación de una política económica liberal que sólo beneficiaba a los grupos económicos más poderosos echaron por tierra los objetivos militares.

    A ello se sumaba la creciente actividad insurreccional y guerrillera en el país. El Cordobazo, la aparición de Montoneros y las Fuerzas Armadas Revolucionarias, entre otros, dieron por tierra con las ambiciones de Onganía, primero, y de Roberto Levingston -su sucesor-, que no pudieron evitar que “la hora del pueblo” siguiera abriéndose camino.

    El nuevo presidente de facto, general Agustín Lanusse, entonces comandante en jefe del Ejército, asumió el 26 de marzo de 1971. Pertenecía a una familia tradicional y de fortuna, vinculada al negocio agropecuario, y había participado en el intento golpista contra Perón de 1951, lo que le valió su encarcelamiento hasta el final del gobierno peronista.

    No obstante ello, sabía Lanusse que los planes originarios de la “Revolución Argentina” habían cambiado. Fue entonces que anunció el Gran Acuerdo Nacional, inició un proceso de apertura política, incluyendo la legalización del Partido Justicialista, y llamó a elecciones. Pero nunca imaginó que el peronismo ganaría aquellos comicios con margen suficiente como para imponerse nuevamente. Eso ocurrió el 11 de marzo de 1973, convirtiendo a Lanusse en el último dictador del malogrado proyecto de Onganía.

    Fuente: https://www.elhistoriador.com.ar/las-razones-de-lanusse/

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here