Argentina recupera temporalmente las Islas Malvinas

    0
    108

    La Operación Rosario fue la conquista de las islas Malvinas por parte de la Argentina en 1982 por medio de una operación anfibia incruenta, por decisión de la Junta Militar que gobernaba en el país desde 1981. El archipiélago estaba bajo control del Reino Unido desde su ocupación en 1833.

    Las autoridades militares argentinas, lideradas por Leopoldo Galtieri, desalojaron a las autoridades británicas y establecieron una gobernación. Este hecho fue planificado a partir de diciembre de 1981.​

    En marzo de 1982, zarpó una flota expedicionaria del continente. El desembarco inició el 2 de abril y fue ejecutado sin mayores inconvenientes excepto por un muerto en la toma de la Casa de Gobierno. El comandante argentino logró su objetivo sin causar bajas en el enemigo ni los civiles, algo que la dictadura requería para las negociaciones diplomáticas. Al final, las fuerzas argentinas rindieron a la reducida guarnición británica, la cual fue deportada junto al gobernador Rex Hunt.

    Poco después de la rendición británica, más de treinta ciudadanos argentinos que habían sido tomados rehenes en la capital malvinense fueron liberados por los hombres del teniente de fragata Juan Carlos Martinelli.

    Según el capitán de corbeta Santillán, un vehículo anfibio de recuperación había desembarcado en cercanías de la capital malvinese poco después de la captura de la Casa del Gobernador, para realizar reparaciones de emergencia en dos de los vehículos, uno que había perdido una de sus orugas y otro que había sido baleado 97 vezes en el tiroteo con los hombres del teniente Trollope.

    Una vez reparados, la misión de Santillán fue la toma de Navy Point en la península Camber. Al ingresar en el galpón fue recibido a tiros por un soldado británico y al salir corriendo se engancha el pie en una piedra sufriéndo un esguince grave.

    Esa mañana, el abanderado de la Flota de Mar, teniente de fragata Martín Cazaux, se trasladó desde el ARA Hércules hasta Puerto Stanley, en un helicóptero Lynx, para izar la bandera de la Argentina.

    Al día siguiente aparecieron en los periódicos británicos las fotos de los marines tendidos en el suelo boca abajo. Aproximadamente 120 defensores fueron capturados por los argentinos en la acción.

    Entre los 120 prisioneros tomados en la Operación Rosario, figuraban los suboficiales Gerald Cheek y Pat Peck y sus secciones de la ‘Falkland Islands Defence Force’ (FIDF) capturados en las inmediaciones de la Casa del Gobernador.

    Media docena de marines reales bajo el mando del cabo Stefan York evitaron ser capturados, pero pronto se vieron obligados a rendirse totalmente agotados a los pocos días de tomar refugio en Long Island Farm. Terry Peck, de la policía local tuvo más éxito, y pudo unirse a la fuerza de desembarco británico en San Carlos.

    Cumplida su tarea por la fuerza de desembarco en Malvinas, algunas de sus fracciones se encontraban listas para el repliegue al continente, que comenzó el mismo 2 de abril.

    En esas circunstancias, y ante la necesidad de brindar apoyo logístico a las unidades navales que operaban en el puerto de la capital de las islas, el comandante de la flota de mar dispuso la creación del Apostadero Naval Malvinas, designando como jefe al capitán de fragata Adolfo A. Gaffoglio.

    A las 16:30 (hora local) del 2 de abril tuvo lugar la última conversación vía teletipo entre un operador de las Malvinas y un operador en el Ministerio de Defensa británico, anunciando que las islas se encontraban bajo dominio argentino.

     

     

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here