El Acta de Rancagua

    0
    19

    Luego de del triunfo en la Batalla de Maipú, José de San Martín presionó infructuosamente al Directorio a fin de conseguir los recursos necesarios para la campaña al Perú. Desaparecido el Directorio, luego de Cepeda, la situación del liberador se agravó: a la falta de medios se sumo el hecho de estar al mando de las tropas de un Estado inexistente.

    El 2 de abril de 1820 , los oficiales del ejercito de los andes se reunieron en Rancagua y proclamaron que su autoridad no caducaba porque » su origen, que es la salud del pueblo, es inmutable», con este apoyo, San Martín conservó el mando que poco después, le fue confirmado por Bernardo O´ Higgings en nombre del estado de Chile.

     

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here