Yrigoyen, primer presidente por el voto universal

    0
    99

    Las elecciones presidenciales de Argentina de 1916 tuvieron lugar el domingo 2 de abril con el objetivo de elegir al presidente de la Nación Argentina para el período 1916-1922, siendo también renovada la mitad de la Cámara de Diputados de la Nación hasta 1920.

    Estos comicios tuvieron la particularidad de ser las primeras elecciones presidenciales de la historia argentina en las que se empleó la Ley Sáenz Peña que garantizaba el sufragio universal masculino, secreto y obligatorio, eliminando el hasta entonces vigente sistema de voto público o cantado. Por tal motivo se considera que bajo este sistema las elecciones serían mucho más libres que bajo el sistema anterior, que había garantizado la hegemonía del conservador Partido Autonomista Nacional (PAN).

    Se empleó el padrón del servicio militar obligatorio como padrón electoral, lo que dejaba fuera a las mujeres. Asimismo, el sistema electoral era el de sufragio indirecto, con un Colegio Electoral en el que estaban representadas las provincias y la Capital Federal, lo que también excluía a la totalidad de los habitantes de los territorios nacionales. Tales estratos de la sociedad no contarían con derechos políticos hasta la década de 1940. Sin embargo, bajo el nuevo régimen electoral el padrón por sí solo se incrementó exponencialmente, de 199.000 votantes en 1910, a 1.189.254 para estas elecciones.

    Hipólito Yrigoyen, candidato de la Unión Cívica Radical (UCR), principal partido de oposición al gobierno conservador, obtuvo una victoria holgada con el 47.25% del voto popular, y la mayoría simple en el Colegio Electoral con 141 de los 300 electores, faltandole diez para acceder a la presidencia. Su competidor más cercano, el gobernador sanjuanino Ángel Dolores Rojas, que era apoyado por las facciones conservadoras que previamente constituían el PAN, obtuvo el 25.88% y 69 electores. Lisandro de la Torre, del Partido Demócrata Progresista (PDP), obtuvo el 13.71% y 57 electores. En último lugar, Juan B. Justo, candidato del Partido Socialista (PS), logró el 9.21% y 14 electores. Los restantes votos fueron a parar a partidos sin fórmula, y la Unión Cívica Radical Disidente (UCR-D), un sector del radicalismo contrario a Yrigoyen, obtuvo 19 electores en la provincia de Santa Fe. La participación fue del 62.85% del electorado registrado.

    Aunque las negociaciones en el Colegio Electoral fueron arduas y se consideraba factible que los demócratas progresistas, los conservadores y los radicales disidentes formaran un bloque unificado de 153 electores, finalmente once de los diecinueve radicales disidentes votaron por Yrigoyen, logrando una mayoría de 152 sobre 300 y siendo este ratificado como el primer presidente argentino electo en comicios competitivos. Yrigoyen asumió el 12 de octubre de 1916.

    Compartir
    Artículo anteriorJuan José Viamonte
    Artículo siguienteEl Acta de Rancagua

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here