Comienza a funcionar el Consulado de Buenos Aires

0
80

El día 2 de junio de 1794, comenzó a funcionar el Consulado de Buenos Aires. Manuel Belgrano desempeñó desde esa fecha la secretaría hasta poco antes de la Revolución de Mayo de 1810.

La institución estaba formada por quince personas distribuidas en distintos cargos, que eran designadas por el rey. Entre los asuntos que trataba la institución estaban la reglamentación de las curtiembres, la industria textil, los cultivos, las fábricas de ladrillos, la construcción de caminos y puentes y el muelle del puerto de Buenos Aires.

Este cuerpo colegiado que funcionaba como tribunal comercial como sociedad de fomento económico, dependía directamente de la Corona española y se regía directamente por las normas que dictaba la Casa de Contratación de Indias, ubicado en Cádiz, de la cual el Consulado era imagen.

Era, en gran medida, un gremio de comerciantes con facultades delegadas por el Rey en materia comercial. Podía dirimir pleitos y demandas presentadas por comerciantes y se financiaba mediante el cobro del impuesto de la avería. Con el pasar de los años iría aumentando el poder de control sobre aduana.

El primer y único Secretario del Consulado, Manuel Belgrano, debió desempeñarse con cautela al asumir la tarea de dirección del mismo.

Al ser designado Secretario Perpetuo del Consulado, escribió los lineamientos que seguiría en su labor de fomento económico. Belgrano se fijó como meta el transformar una región pobre y virgen en una rica y próspera.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here