Buenos Aires rechaza el Acuerdo de San Nicolás

0
42

La firma del Acuerdo de San Nicolás, producida el 31 de mayo de 1952, que tenía por objetivo sentar las bases de la organización nacional, fue rechazado por Buenos Aires el 12 de junio de ese año.

El gobernador de esa provincia, Vicente López y Planes, había concurrido por invitación de Justo José de Urquiza, vencedor de la batalla de Caseros que terminó con el poder de Juan Manuel de Rosas.

En las reuniones de San Nicolás se estableció llamar a un Congreso Constituyente y nombrar interinamente en el cargo de Director Interino a Urquiza, mientras se enunciaba que las normativas del Acuerdo iban a regir para todo el país.

Llegado López y Planes a Buenos Aires, la Sala de Representantes encabezados por Bartolomé Mitre y Dalmacio Vélez Sarsfield desautorizaron al gobernador y lo obligaron a renunciar. Este hecho tensó la relaciones con Urquiza, que tiempo después desembocarían en la sublevación del 11 de setiembre y el alejamiento de Buenos Aires.

El Acuerdo era rechazado porque establecía que a la Convención debía mandar igual cantidad de diputados todas las provincias, mientras que los porteños querían que sea  proporcional al número de habitantes.

Desconfiaban que con los poderes Urquiza devenga en un nuevo Rosas, y lo peor era que le quitaba el manejo del ejército, las rentas de la Aduana y el producto del comercio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here