El último combate de las guerras civiles argentinas

0
56

La Batalla de los Corrales Viejos se produce en la ciudad de Buenos Aires, el 22 de junio y  fue el último combate de las guerras civiles argentinas, en el marco de la Revolución de 1880. La victoria de las fuerzas nacionales obligó a los rebeldes de la provincia de Buenos Aires a aceptar las imposiciones del gobierno nacional.

En ese tiempo el país era gobernado por Nicolás Avellaneda y en las elecciones había triunfado Julio Argentino Roca, algo que fue rechazado por el gobernador de Buenos Aires, Carlos Tejedor que se sublevó. Armó un ejército fuerte con el que decidió enfrentar al ejército nacional.

Avellaneda ante el peligro, decidió dejar la Capital e instalarse en Belgrano. Hubo varios choques entre las tropas de ambos bandos en días previos.

Así sucesivamente se enfrentaron en la Batalla de Olivera, Batalla de Barracas y el 21 de junio en la Batalla del Puente de Alsina, un cruento enfrentamiento, donde el general José Inocencio Arias decidió replegarse a la zona de los Corrales Viejos, donde finalmente fueron atacadas el 22 de junio.

Los enfrentamientos fueron cruentos para ambos bandos con una importante cantidad de víctimas.

En horas de la tarde, los rebeldes estaban arrinconados en la ciudad, por lo que el 23 de junio Tejedor nombró a Bartolomé Mitre comandante en jefe del ejército bonaerense. Este se reunión con las fuerzas nacionales para negociar la paz. Roca aceptó negociar un armisticio sin llamarlo rendición. El 30 de junio, Tejedor renunció.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here