Nace la Madre Teresa de Calcuta

0
228

La Madre Teresa de Calcuta, nació el 26 de agosto de 1910 en Macedonia del Norte. Es santa, canonizada por la Iglesia Católica, por su trabajo por lo más necesitados. En su honor en Argentina se celebra el Día de la Solidaridad

Agnes Gonxha Bojaxhiu era el nombre real de la Madre Teresa de Calcuta. Nació el 26 de agosto de 1910 en Uskup, en lo que para ese entonces era el Imperio Otomano, pero que ahora se llama Skopje, en Macedonia del Norte, en los Balcanes. Gonxha, desde muy joven, cuando tenía 12 años, sintió ese llamado de Dios y supo que quería ser misionera «para difundir el amor de Cristo», asegura la Agencia Católica de Información, ACI Prensa.

A los 18 años ingresó a un convento irlandés, donde recibió el nombre de Hermana María Teresa, en honor a Santa Teresa de Lisieux, una monja carmelita, considerada por el papa Pio X «la santa más grande de los tiempos modernos». Meses después, partió hacia la India y aterrizó en Kolkata, la ciudad entonces conocida como Calcuta, en enero de 1929. Enseñó en la escuela para niñas St. Mary’s School.

En 1948, se puso su icónico sari blanco con adornos azules por primera vez y salió de su convento para comenzar su vida cuidando a los pobres. Lavó a los heridos, atendió a los enfermos y moribundos, y algunos de sus antiguos alumnos se le unieron con el tiempo, difundiendo su trabajo por toda la India.

Su trabajo lo inició sin fondos. «Dependía de la Divina providencia», dice su perfil, así que empezó con una escuela al aire libre en un barrio margina enseñando a niños pobres.

Para 1950 ya tenía el permiso del Vaticano para abrir su propia congregación, a la que llamó las Misioneras de la Caridad, cuyo trabajo se centra en «amar y cuidar a aquellas personas que nadie estaba preparado para cuidar».

En 1965, esta congregación se volvió una Familia Religiosa Internacional por decreto del papa Pablo VI.

La madre Teresa se centró en ayudar a los más pobres. Dejó una vida acomodada en Albania, y se entregó en cuerpo y alma no solo a ellos, sino a segur el legado de Jesús. (En alguna ocasión dijo que al convertirse en misionera se volvió la «esposa de Jesús» para «toda la eternidad»).

Su trabajo lo hacía sin barreras: trataba por ejemplo úlceras de leprosos, o enfermos a los que otros temían siquiera acercarse.

También a través de su trabajo como misionera ayudó a víctimas de catástrofes naturales como inundaciones, epidemias y hambrunas, y para refugiados, en varios países de Asia, África y América Latina. Una de sus órdenes llegó primero a Venezuela, donde la Madre Teresa es muy querida.

En lugares como América del Norte, Europa y Australia atienden a recluidos, alcohólicos, personas sin hogar y enfermos de SIDA.

Sus visiones dogmáticas sobre el aborto, la anticoncepción y el divorcio fueron muy bien recibidas en el Vaticano, pero también han fueron blanco de críticas en círculos más progresistas.

Al momento de recibir el Premio Nobel de Paz en 1979 por «su trabajo ayudando a la humanidad que sufre», Gonxha habló del «mal terrible» que es el aborto.

La madre Teresa de Kolkata, a quien el Vaticano le reconoció dos milagros después de su muerte, falleció en Calcuta, India, el 5 de septiembre de 1997.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí