El Grito de Alcorta

0
164

La rebelión de  pequeños y medianos arrendatarios rurales ocurrida en la provincia de Santa Fe el 25 de junio de 1812, pasó a la historia como “El Grito de Alcorta”, ya que tuvo como escenario esa ciudad. Sin embargo esta rebelión se extendió por toda la región pampeana, dando origen a la Federación Agraria Argentina.

En los primeros años del SXX el campo argentino estaba en manos de terratenientes, arrendatarios y subarrendatarios. Estos últimos, en su mayoría inmigrantes,  se encontraban sometidos a los terratenientes a través de contratos que establecían, entre otras cosas, rentas impagables y la obligación de comprar herramientas e insumos a quien el terrateniente mandare.

Se llegó a un punto en que, por más que el colono trabajara de sol a sol y por buena que fuera la cosecha, al final de esta no le quedaba ni lo más elemental para subsistir.

El detonante del Grito de Alcorta fue la formidable cosecha de 1912, al comprobar los chacareros que luego de pagar las deudas nada quedaba para ellos.

El 25 de junio de 1912 se realizó una asamblea en la Sociedad Italiana de Socorro Mutuo e Instrucción en la ciudad de Alcorta de la Provincia de Santa Fe, de la que participaron alrededor de 2000 chacareros. Entre manifestaciones se declaró la huelga por tiempo indeterminado.

A medida que se avanzó en la huelga, se fue avanzando también en su organización y tomó fuerza la idea de constituir una organización central de chacareros. El 15 de agosto de 1912, en la Sociedad Italiana de Rosario, se fundó la primera entidad gremial del campo Federación Agraria Argentina.

El Grito de Alcorta, si bien no modificó sustancialmente la estructura agraria, favoreció el surgimiento de organizaciones campesinas en otros lugares del país. Por primera vez en la Argentina se enarboló el principio de que “la tierra para quien la trabaja”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí