Historia de la moneda en Argentina

0
79

Nuestro país presenta una profusa historia de cambios y giros tanto económicos como políticos. Sin embargo, curiosamente, la moneda no sufrió tantas alteraciones en su denominación como podría pensarse.

Argentina cambió solamente 5 veces de moneda nacional, tomando como punto de partida al Peso Moneda Nacional (m$n) creado por Julio Argentino Roca durante su primera presidencia, en 1881.

En rigor, los primeros billetes en circulación se corresponden al Banco de Buenos Ayres (el actual Banco Provincia), que en 1822 puso en circulación al Peso Moneda Corriente ($m/c). Este billete era confeccionado en Reino Unido y mezclaba figuras de la independencia americana como George Washington con leyendas en favor de Juan Manuel de Rosas. El tema es que, además, circulaban monedas provinciales, extranjeras como el peso boliviano, y también el Peso Fuerte ($F), que tenía una equivalencia de 17 pesos fuertes por onza de oro.

La primera moneda nacional nació el 5 de noviembre de 1881, durante la presidencia de Julio Argentino Roca. El fin, claro, era crear una moneda común para todo el territorio y unificar el sistema monetario. Para tales fines, se creó en 1880 la Casa de la Moneda de la Nación, encargada de importar tecnología de origen francés para emitir los primeros billetes impresos en el país. Desde entonces, todas las emisiones monetarias se hacen a través de la Casa de la Moneda. En 1897, en el marco de una probable atmósfera “apolítica”, se autorizó a poner la imagen de la “Efigie del Progreso” en reemplazo de retratos de presidentes y funcionarios. Recién en 1951, bajo el gobierno de Juan Perón, se hizo íntegramente el primer billete en el país, gracias a técnicos italianos incorporados a la Casa de la Moneda, que instalaron una escuela de grabadores.

Los Pesos M/N sobrevivieron la crisis bursátil de 1930, la Década Infame, dos guerras mundiales, la denominada Revolución Libertadora, pero el 1° de enero de 1970 llegaron a su fin. Se explicó que acumulaban tantos ceros, que no entraban en las calculadoras de entonces. Bajo el gobierno de facto de Juan Carlos Onganía, apareció el Peso Ley 18.188 ($ ley). El cambio golpeó duramente los bolsillos, ya que 1 peso ley pasó a valer 100 Pesos Moneda Nacional. Lo curioso es que, hasta imprimirse, seguían circulando los pesos M/N sellados como “pesos ley”. La nueva moneda transitó los agitados años 70 y la inflación se lo fue devorando hasta que la Dictadura decidió su fin en 1983, antes de entregar el poder. La segunda moneda nacional ostenta el récord de haber llegado a emitir billetes de 1.000.000 de pesos, en 1981.

El Peso Argentino se creó mediante decreto del presidente de facto Reynaldo Bignone. Supuso otro duro golpe para el bolsillo: cada Peso Argentino equivalía a 10.000 pesos ley. Pero el Peso Argentino fue la moneda nacional que tuvo vida más corta, ya que en 1985 fue reemplazado al compás del plan económico con el que Raúl Alfonsín, electo en diciembre de 1983, buscaba salir de la dura herencia de deuda e inflación dejada por la Dictadura.

El Austral llevó el nombre del plan económico diseñado por el ministro de Economía Juan Vital Sourrouille. El Austral (A) se convirtió en la moneda de curso legal el 14 de junio de 1985. Cada austral equivalía a 1.000 pesos argentinos. El Plan Austral parecía exitoso, pero hacia 1986 comenzó a perder valor frente al dólar. En 1989 sufrió un denominado “golpe de mercado” y se depreció a un inaudito 5.000%. Llegaron a emitirse billetes de 500.000 Australes, antes de la llegada de Carlos Menem a la presidencia, en julio de 1989.

En 1992, el Austral fue reemplazado por el Peso, que equivalía a 10.000 australes. Con la nueva moneda, se inauguró la Convertibilidad del ministro Domingo Cavallo, que impuso a rajatabla 1 peso=1 dólar (para ello, debía haber tantos pesos circulando como dólares en las reservas, lo que obligaba a pedir préstamos a los organismos internacionales de crédito). En enero de 2002, post crisis de fines de 2001, el presidente Eduardo Duhalde anunció la salida del 1 a 1, con la consecuente devaluación. Pero nuestra moneda, esta vez, resistió nuevas denominaciones.

Durante la crisis económica del 2001 una de las medidas más importantes fue la implementación de las “cuasimonedas”, nombre que se le dio popularmente a los bonos emitidos por el gobierno de la Nación o de cada provincia, y que se complementaron con circulación del peso.

En ese lapso sumamente crítico, enmarcado por el default (cesación de pagos a los organismos internacionales de crédito) anunciado por Adolfo Rodríguez Saá, al peso lo acompañaron el Patacón, el Lecop, o el Cecor cordobpes, entre otros, hasta que fueron eliminados con la llegada de Néstor Kirchner al poder, en mayo de 2003.

Fuente: https://www.ambito.com/economia/argentina/cuantas-monedas-tuvo-la-su-historia-n5637454

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí