Se exhuman los restos de San Martín

0
141

El 21 de abril de 1880, se exhumaron las reliquias de San Martín en Brunoy, trasladadas a París, y de allí a El Havre, en donde mediante una solemne ceremonia fueron depositadas en la capilla ardiente del Villarino.

El 28 de febrero de 1875 fallecía Mercedes Tomasa de San Martín de Balcarce, única hija del Libertador. A partir de allí el deseo testamentario del Padre de la Patria tomará impulso y se iniciará la correspondencia y trámites para el cumplimiento de su voluntad, siendo su hijo político, Mariano Balcarce, pieza fundamental en la realización.

El 5 de abril de 1877, con motivo del aniversario de la Batalla de Maipú, el Presidente de la Nación Nicolás Avellaneda pronunció un célebre discurso alusivo a la postergada repatriación “… los pueblos que olvidan sus tradiciones pierden la conciencia de sus destinos, y los que se apoyan sobre tumbas gloriosas son los que mejor preparan su porvenir”. En ese acto, convocó al pueblo a reunirse en asociaciones patrióticas y recolectar fondos para el ansiado regreso, y suscribió un decreto designando una Comisión Central para tal fin.

El 25 de febrero de 1878, centenario del natalicio del General San Martin, se colocó en la Catedral la piedra fundamental del mausoleo que allí iba a erigirse, en el sitio correspondiente a la Capilla de Nuestra Señora de la Paz.

A principios de 1880 Avellaneda resolvió que el transporte de guerra Villarino, que terminaba de construirse en astilleros ingleses, sería el medio encargado de transportar los restos del prócer.

Desde 1850 año de su muerte, los restos de San Martín habían descansado en 4 capillas francesas y estaba embalsamado hasta que llegó finalmente a Buenos Aires el 28 de mayo de 1880.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here