La primera huelga contra el gobierno de Alfonsín

0
93

El 3 de agosto de 1984 se realizó el primer paro post dictadura. La CGT, con Saúl Ubaldini a la cabeza mostró su poder en la calle. Sería la primera huelga general de un total del 14 paros al gobierno del presidente radical.

El 3 de agosto de 1984 se realizó el Primer Paro General liderado por la Confederación General del Trabajo que conducía el dirigente Saúl Ubaldini, contra el gobierno de Raúl Alfonsín. Antes de asumir la presidencia en octubre del 83, Raúl Alfonsín ya sabía que no iba a ser fácil enderezar la relación con los gremios. Su denuncia de campaña sobre «un pacto sindical-militar» había agitado las aguas pese a que la CGT estaba separada en dos desde el 79.

Para colmo, Alfonsín tomó el gobierno con pie de plomo y a los siete días de asumir, envió al Congreso la famosa ley Mucci ampliamente rechazada por el sindicalismo.

El proyecto fue aprobado en Diputados pero no consiguió la cantidad de votos necesarios en el Senado por lo que quedó sin efecto. Incluso más. En febrero del 84, ambas CGT se reunificaron y comenzaron a realizar diferentes reclamos en favor de aumentos de sueldo y en contra de los despidos.

«Si Alfonsín no le da al pueblo lo que legítimamente le corresponde, los trabajadores saldremos a la calle y paralizaremos el país cuantas veces sean necesarias», aseguró Saúl Ubaldini, líder de la CGT, luego de que el entonces presidente afirmara que no habría huelgas sindicales en la Argentina. Los cruces fueron creciendo. Alfonsín tildó al hombre de la campera de cuero de «mantequita y llorón», a lo que el sindicalista respondió: «Llorar es un sentimiento, mentir es un pecado».

El 3 de agosto de 1984 se llevó a cabo la primera gran huelga general contra Alfonsín. Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe se paralizaron. Fue el puntapié inicial de una medida que se repitió doce veces más y que tuvo 4 mil réplicas sectoriales tanto en el ambiente público como en el privado. La acción le costó el puesto a Juan Manuel Casella, quien renunció dos meses después.

Los sindicalistas exigían que se estableciera una concertación hasta tanto se llegara a un acuerdo sobre el salario mínimo. La CGT difundió un documento donde establecía diez puntos fundamentales. Insistían en la urgencia de realizar una consulta que «a modo de referéndum nacional que diga NO a la Patria Financiera».

La contestación de Alfonsín intentó calmar los ánimos. El 31 de agosto de 1984 anunció la puesta en marcha de un «plan antiinflacionario de corto plazo». La historia, luego, siguió su curso. Los movimientos subsiguientes le dieron lugar al Movimiento de Renovación Sindical Peronista que derrotó a Alfonsín en las elecciones de 1987.

Fuente: https://www.ambito.com/edicion-impresa/la-primera-huelga-general-contra-raul-alfonsin-n3991800

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí