Secuestran a Felipe Vallese

0
71

El 23 de agosto de 1962 por la noche Felipe Vallese fue secuestrado en el barrio de Flores cuando se dirigía a su trabajo como obrero metalúrgico en una fábrica. Tenía 22 años. En marzo de ese año un golpe militar había derrocado al presidente Arturo Frondizi. 

El 23 de agosto de 1962 por la noche Felipe Vallese fue secuestrado en el barrio de Flores cuando se dirigía a su trabajo como obrero metalúrgico en una fábrica. Tenía 22 años. En marzo de ese año un golpe militar había derrocado al presidente Arturo Frondizi. Hace 60 años está desaparecido. Hacia fines de la década de 1950 había fundado, junto a su amigo Alberto Rearte, la Juventud Peronista. Su historia, sus luchas y la búsqueda por parte de sus compañeros, que comenzó al día siguiente de su secuestro.

Vallese nació un 14 de abril de 1940, año que iba a ser de los últimos alientos de vida de la década infame. El padre de Felipe fue un inmigrante italiano que arribó a nuestro país en 1925 donde desarrolló luego un porvenir de diversa suerte, afincándose definitivamente en el barrio de Caballito de la Capital Federal. El entorno familiar y los primeros años de vida de Vallese se encontraban ajenos a la experiencia popular que estaba protagonizando una revolución nacional.

Felipe, que comienza a los 14 años como cadete de una editorial, tiene otras experiencias de trabajo: oficia primero de pintor y luego de obrero en una tintorería. Allí no hay atisbo todavía de una preminencia hacia la militancia. Ese destino estuvo signado por dos fenómenos: su amistad barrial con Alberto Rearte, con quien entre otros militantes funda la Juventud Peronista hacia fines de los años ’50, y el ingreso a su primer trabajo estable en un entorno industrial.

Felipe Vallese se fue forjando como un adulto precoz al calor de sus constantes experiencias laborales. Seguramente para ese incipiente obrero no hayan pasado desapercibidos los últimos años de la revolución justicialista ni tampoco sus amplias conquistas laborales y sociales o el alcance y la masividad alcanzadas por el sindicalismo, tanto en la defensa de los intereses de las y los trabajadores como en su tejido organizativo. Sin lugar a dudas, el golpe de 1955 signó el destino trunco de aquella comunidad que estaba protagonizando su revolución, como también influyó en aquellas nuevas camadas de militantes que se forjaron al calor de la resistencia peronista.

Felipe Vallese ingresó a la fábrica TEA (Trafilación y Esmaltación de Alambres) S.R.L., como obrero metalúrgico a los 18 años. Vallese encuentra su destino como trabajador y como militante. Se lo puede pensar concientizando a sus compañeros de fábrica y formando parte de la huelga metalúrgica de 1959 que duró más de un mes y por el cual fueron detenidos 800 delegados de la UOM. En paralelo, y junto a las nuevas camadas de jóvenes que buscaban espontáneamente nuclearse para resistir a las sucesivas dictaduras o gobiernos que avalaban proscripciones, se estructura una mesa ejecutiva de la nueva Juventud Peronista donde Felipe Vallese fue parte integrante. Estos espacios de militancia político territorial constantemente estuvieron influenciados por el entramado que generaba la organización del trabajo, su expansión territorial y el tejido organizativo que emanaba desde los sindicatos.

En la noche del 23 de agosto de 1962 Vallese fue secuestrado en la intersección de las calles Trelles y Canalejas (hoy Felipe Vallese), barrio de Flores, al ser rodeado por ocho policías armados que, luego de una férrea resistencia, logran llevárselo. Vallese se dirigía a su trabajo en la fábrica TEA. En ese mismo momento, otro grupo de policías se dirigió hacia la casa donde vivía Felipe Vallese, en la calle Morelos, donde ingresan violentamente y armados, y secuestran a todos los habitantes del hogar: Mercedes Cerviño de Adaro, Elvia Raquel de la Peña, Rosa Cándida Salas y Agustín Adaro. Todos convivientes del domicilio junto a Felipe, su hijo e Ítalo Vallese quien también fue interceptado y secuestrado. Fue un operativo mayúsculo motivado por la búsqueda de Alberto Rearte, cofundador junto a Vallese de la Juventud Peronista.

Fuente: https://revistaharoldo.com.ar/nota.php?id=759#:~:text=El%2023%20de%20agosto%20de,Hace%2060%20a%C3%B1os%20est%C3%A1%20desaparecido.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí