Umberto Eco. El pensamiento en acción

0
259

El 5 de enero 1932, en Alessandria, una ciudad del norte de Italia, Umberto Eco. A los 22 años, en 1954, se doctoró luego de presentar una tesis sobre uno de los filósofos medievales más influyentes de la historia: el fraile y teólogo Santo Tomás de Aquino. Dos años más tarde, esa tesis se transformaría en su primer libro publicado: El problema estético en Santo Tomás.

Sin embargo, en materia de fe, Umberto Eco dejó de creer en Dios durante sus años universitarios, hecho que lo apartó naturalmente de la Iglesia Católica Romana.

Durante esa época, aparecieron sus primeros ensayos: Diario mínimo en 1963 (escritos en tono satírico y continuados en 1992) y otras obras fundamentales como Apocalípticos e integrados (1965), La estructura ausente (1968), Una teoría de semióticas (1976), Un panorama semiótico (1979) o En busca del lenguaje perfecto (1995).

En 1978 comenzó a escribir su primera novela. Tenía 46 y le llevó dos años. El nombre de la rosa se publicó en 1980 y fue un éxito en ventas, crítica y prestigio. Además de intelectual, Eco se convirtió en un reconocido escritor.

Seis años después de su aparición, el director Jean-Jacques Annaud estrenó una película basada en el libro con Sean Connery como protagonista.

Eco falleció a los 84 años, el 19 de febrero de 2016, en Milán. En su testamento solicitó que no se lleven a cabo homenajes en su memoria, por lo menos durante los primeros diez años posteriores a su muerte.

Algunas frases famosas de Umberto Eco:

“Los libros se respetan usándolos, no dejándolos en paz”.

“La creatividad significa saber quiénes somos. Es jazz sin música, es un flujo de energía. Ser creativos es ser valientes.”

“El narrador no debe facilitar interpretaciones de su obra, si no, ¿para qué habría escrito una novela, que es una máquina de generar interpretaciones?”.

“El mundo está lleno de libros preciosos que nadie lee”.

“Los libros son esa clase de instrumentos que, una vez inventados, no pudieron ser mejorados, simplemente porque son buenos. Como el martillo, el cuchillo, la cuchara o la tijera”.

“Hacer una tesis significa divertirse y la tesis es como el cerdo, en ella todo tiene provecho”.

“Los objetos están semánticamente desgastados antes que su materialidad”.

“Disimular es extender un velo compuesto de tinieblas honestas, del cual no se forma lo falso sino que se da un cierto descanso a lo verdadero.”

“Hay libros que son para el público, y libros que hacen su propio público”.

“Nada consuela más al novelista que descubrir lecturas que no se le habían ocurrido y que los lectores le sugieren”.

“Toda imagen estética está superada por las imágenes posibles que suscita, que abre. Sin embargo, no podría manifestarse ningún desvarío, porque la experiencia tiene lugar sobre y en el objeto.”

“El saber no es como la moneda, que se mantiene físicamente intacta incluso a través de los intercambios más infames; se parece más bien a un traje de gran hermosura, que el uso y la ostentación van desgastando.”

“El autor debería morirse después de haber escrito su obra. Para allanarle el camino al texto”.

“Nada es más nocivo para la creatividad que el furor de la inspiración”.

Fuente:

https://bit.ly/3jHaU04

https://bit.ly/3GDI3D4

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí