Junta Tuitiva de la Paz

0
117

El 16 de julio de 1809, se produce en la ciudad de La Paz, actual Bolivia, pero anteriormente perteneciente a las Provincias Unidas del Rio de la Plata, un levantamiento que termina con el poder español. Este movimiento iba a durar hasta el mes de noviembre de ese año, cuando los realistas retomaron el control de la ciudad. Sin embargo, era una demostración más del crecimiento de la chispa libertaria en tierras americanas.

El 16 de julio de 1809 en la ciudad de La Paz, se produce un alzamiento contra los españoles produciéndose la toma del gobierno por parte de los ciudadanos locales y desconociendo el poder del Rey Fernando VII y de sus representantes sobre ellos. Este levantamiento terminó con la formación de una Junta de Gobierno, a la que se la conoce como la Junta Tuitiva de La Paz.

Como antecedente a este hecho, meses antes, el 25 de mayo de 1809, también se había producido una sublevación en Chuquisaca, contra las autoridades españolas. Sin embargo, las pretensiones de la revuelta de La Paz son muchas mas ambiciosos, y llegó a ser calificada a lo largo del tiempo por los como “el primer gobierno independiente local de la América española”.

El 16 de julio es día de la Virgen del Carmen y aprovechando que toda la atención estaba en la procesión de la patrona y que por este motivo se habían licenciado las tropas, los revolucionarios encabezados por Pedro Domingo Murillo apoyados por el Batallón de Milicias al mando de su segundo jefe, Juan Pedro de Indaburu, tomaron el cuartel de Veteranos, arrestaron a los oficiales, convocaron al pueblo a la plaza por medio de campanas y pidieron un cabildo abierto, solicitando que fueran separados de sus cargos el obispo de La Paz Remigio de la Santa y Ortega y el gobernador intendente interino Tadeo Dávila. Este intentó sofocar la revuelta y se dirigió hacia el cuartel, en donde fue arrestado. El cabildo aceptó realizar esa noche un cabildo abierto admitiendo e incorporando como representantes del pueblo a Gregorio García Lanza, Juan Bautista Sagárnaga y Juan Basilio Catácora.

Tras la renuncia del gobernador y del obispo, la deposición de los alcaldes ordinarios y de los subdelegados partidarios, el cabildo secular de la ciudad dispuso que Pedro Domingo Murillo asumiera como comandante militar de la provincia con el grado de coronel, mientras que Juan Pedro de Indaburu quedó como su segundo, otorgándosele el grado de teniente coronel. Todas las deudas en favor del fisco fueron abolidas y los documentos que las avalaban fueron quemados.

El cabildo tomó el nombre de Junta Gobernadora, conformándose en una junta de gobierno consultiva de doce miembros, denominada Junta Tuitiva de los derechos del Rey y del Pueblo.

Esta Junta duraría hasta el 30 de setiembre, cuando sería reemplazada por un gobierno personal liderado por Pedro Murillo. Sin embargo, dos meses después, el 11 de noviembre de 1809, los españoles derrocarían a Murillo y recuperarían el control de la ciudad.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí